CO2
01 03 07CHIHUA RIOESC2
011 032 07CHIHUA3 RIOESC24

Presentacion

Captura, Uso y Almacenamiento de C02: oportunidades de desarrollo industrial en el marco de la economía de bajo carbono

En México se desarrolla la ingeniería necesaria para la implementación de sistemas de captura, uso y almacenamiento de CO2 que hagan del compuesto un insumo productivo, y depositarlo en el subsuelo como parte de los procesos de extracción de la industria petrolera.

Los retos para enfrentar el cambio climático y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) han inspirado novedosas soluciones.

En el ámbito donde confluye la ciencia, las políticas públicas y la economía, se ha reflexionado sobre modos de enfrentar las causas del cambio climático, como la emisión de dióxido de carbono o CO2, y aprovechar las oportunidades económicas que pudiesen surgir, de su captura y uso, para depositarlo bajo tierra (CCUS por sus siglas en inglés).

Esta solución en particular destaca por la dimensión de los esfuerzos científicos y técnicos que requiere, pero también por las oportunidades que genera para el desarrollo tecnológico e industrial en diversos sectores en la economía mundial.

¿Por qué capturar el CO2?

La producción de combustibles y su uso en México genera poco más del 60% del total de emisiones de GEI, y tan sólo el CO2 representa más de tres cuartas partes.(Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero, 2008)

A nivel global el sector energético contribuye con el 84% de las emisiones mundiales de CO2 y 64% de las emisiones de GEI.(AIE, World Energy Outlook 2009)

Este reto representa una oportunidad de creación de nuevos mercados en el sector industrial.

El CO2 puede ser aprovechado por diferentes sectores, como la industria refresquera y la industria química, o para acelerar el crecimiento de algas, que serán posteriormente transformadas en biocombustibles.

El CO2, al ser inyectado en yacimientos de hidrocarburos, también puede ser usado como un fluido que aumenta la presión en el depósito, con el fin de aumentar la recuperación final de aceite y gas.

En Petróleos Mexicanos se ha considerado esta alternativa, para aumentar la recuperación de petróleo, con el propósito de mejorar la eficiencia y uso de los recursos naturales. Esta opción tiene el potencial de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, acelerar el desarrollo industrial y encadenar los procesos productivos de sectores independientes de una manera novedosa.

¿Cómo capturar, usar y almacenar el CO2?

El proceso de captura de CO2 consiste en separar este compuesto de los demás gases resultantes de los procesos industriales o de combustión, para después ser trasladado desde su origen al lugar en que podría utilizarse o almacenarse de forma segura. El almacenamiento es la etapa final del proceso de CCUS y consiste en su confinamiento para aislarlo de la atmósfera y los mantos acuíferos. Las formaciones geológicas subterráneas profundas (más de 800 metros de profundidad) son los sitios idóneos para el almacenamiento permanente de CO2, incluyendo entre ellos los yacimientos de hidrocarburos.

Por ello, usar CO2 en la recuperación mejorada de petróleo puede ser un paso previo a su almacenamiento permanente; en cuyo caso, tras finalizar la explotación los pozos son sellados permanentemente, asegurando la integridad del proceso de reducción de emisiones de CO2. La captura, uso y almacenamiento de CO2 representa una oportunidad de desarrollo industrial claramente alineada con las necesidades de la economía de bajo carbono y la estructura energética de México.

La presencia de una industria petrolera y química madura en el país, así como el uso extensivo de plantas termoeléctricas hace posible aprovechar este reto tecnológico para apuntalar las capacidades en una de las agendas tecnológicas emergentes con mayor potencial de crecimiento a nivel global. Tomado de ( “Captura, Uso y Almacenamietno de CO2: Oportunidades de desarrollo industrial en el marco de la economía de Bajo Carbono”, Especial de Innovación Energética Sustentable, SENER-PROMEXICO-Las Paginas Verdes, enero 2012).

 

Noticias





disclaimer